article img
Artículos

El Company Building y la nueva era del emprendimiento corporativo.

En el mundo del emprendimiento miramos con optimismo y valoramos iniciativas como el “company building”, un modelo de innovación corporativa que ocurre cuando grandes empresas, consolidadas y con años de trayectoria, crean startups internamente para desarrollar nuevos modelos de negocios. Todo esto haciendo uso de la experiencia, los recursos, el talento humano y el conocimiento que ya poseen. Enfocándose directamente en el desarrollo de nuevas propuestas de valor. Muchas veces se fomenta también el compartir experiencias con nuevos emprendedores y su visión fresca de la industria para armar equipos mezclados (evitando así los sesgos corporativos).

Este concepto tiene ya varios ejemplos en economías más desarrolladas como Estados Unidos y algunos países de Europa. La buena noticia es que poco a poco el sector privado de nuestro país está avanzando en este camino y entendiendo que apostar por el emprendimiento corporativo puede ser una muy buena opción. Veamos algunos ejemplos: Engie Factory fue la incubadora de startups de la empresa energética Engie, que con esta iniciativa apoyó a startups relacionadas al mundo de la sustentabilidad, haciéndolas crecer rápidamente hasta transformarlas en empresas que sorprendan y sean un real aporte al mercado. BCI creó BCI Labs, una aceleradora corporativa que busca innovar en el ecosistema Fintech reclutando a startups que propongan soluciones disruptivas e innovadoras para la industria bancaria.

Hay casos más recientes también: Bice Ventures es parte de la estrategia de innovación y transformación digital del Grupo Bicecorp y está ad-portas de lanzar su primera startup, enfocada en ahorro e inversiones. La idea es formar a futuro un portafolio de marcas digitales que promuevan nuevos negocios digitales para el holding. El Grupo Kauffman está haciendo su parte con Güil, proyecto que internamente desarrolla soluciones para el futuro de la movilidad que estén centradas en los usuarios y sus necesidades, generando impacto social, medioambiental, económico, y que tengan potencial de internacionalización. Por su parte, Arauco está haciendo lo propio mediante el proceso de búsqueda que, con apoyo de Socialab, han realizado para dar con un fundador que quisiera entrar a esta empresa corporativa para liderar un proyecto de sustentabilidad. 

Es muy probable que, en estos momentos, otra gran empresa chilena esté planificando cómo alinear su estrategia de crecimiento y vincularse con el ecosistema para crear nuevos equipos de startups corporativas para golpear el mercado. En un momento histórico para la economía a raíz de la pandemia como los tiempos actuales, el promover la capacidad innovadora de los equipos de trabajo, acercarse a las nuevas tecnologías y explorar nuevos modelos de negocios que resuelvan problemas de las personas con el timing correcto, es un gran plus.

Estamos conscientes de que aún falta camino por recorrer, y hay muchas altas direcciones de empresas que no han cambiado su mentalidad más tradicional, ni entienden que esto es algo urgente y necesario. Para ellas va nuestro mensaje y el ejemplo de quienes ya se están atreviendo: el conocimiento colectivo siempre será más valioso que la visión centrada en uno mismo. Aprendamos de las nuevas generaciones, mezclemos nuevas formas de
abordar los problemas, seamos protagonistas de una renovada cultura de emprendimiento para nuestro país y las futuras generaciones.

PHOTO: Nam Anh on Unspalsh

 

Escrito por

Angel Morales

Ingeniero Comercial y Magíster en Innovación UC con experiencia en innovación social en Servicio País, Fundación América Solidaria y TECHO; experiencia en la Incubadora de Negocios INACAP y Transforme Consultores; trayectoria como Docente en U. Santo Tomás y U. Mayor, y Tutor MBA UDD. Actualmente Director Ejecutivo en UDD Ventures.

AUTORES