article img
startups

Emprendimiento como la habilidad profesional del futuro

La buena noticia es que Chile ha demostrado con creces que la innovación existe y que somos capaces de crear soluciones concretas a problemas que viven las personas día a día.

Casi el 80% de los chilenos ve el emprendimiento como una carrera profesional deseable, según los resultados del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2021, uno de los informes de referencia a nivel internacional sobre el estado del emprendimiento en todo el mundo.

Podemos tomar esta noticia con optimismo, porque habla de un interés genuino de la población entre 18 y 64 años de confiar en el emprendimiento como un modelo que les permitirá desarrollarse profesionalmente en el diseño, lanzamiento y consolidación de un nuevo negocio y además, se sienten confiados de superar las barreras iniciales, aquellas relacionadas con llevar una idea a una acción concreta a largo plazo.

Además, los últimos años han traído grandes noticias para el ecosistema emprendedor local y también grandes hitos que marcan la pauta de lo que puede ocurrir a futuro. Por ejemplo, a comienzos de 2022, el Informe de Competitividad Mundial ubicó a Chile segundo a nivel internacional en actividad emprendedora en su etapa inicial, con casos emblemáticos como Betterfly, Cornershop y NotCo, que hicieron noticia a nivel global por la escalabilidad de sus negocios, lo que se vio reflejado en millonarios levantamientos de capital privado.

Es cierto que con el paso de los meses, la difícil situación económica mundial también ha traído temor y cautela en el mundo de las startups y el emprendimiento. La famosa aceleradora de negocios estadounidense "Y Combinator" envío en mayo pasado una carta a los miembros de su portafolio de empresas recomendándoles implementar medidas menos agresivas y más conservadoras para cuidar el flujo de caja y mantener el negocio con vida. De hecho, muchas startups están recortando sus plantillas de colaboradores, y sería interesante que ese "capital humano" disponible, o bien intente emprender con nuevos negocios, o bien, se integre a empresas corporativas, impactando en la cultura corporativa de esas instituciones.

Lo que queda por delante entonces, es consolidar esta tendencia emprendedora para que se convierta en una visión país de largo plazo. El crecimiento económico no puede depender únicamente de un único factor como lo han sido tradicionalmente las exportaciones de commodities. Necesitamos que surjan nuevas startups que se integren al proceso de complejizar la matriz productiva, tanto con nuevas scale ups, como también dentro de las mismas empresas corporativas incumbentes.

La pandemia y la obligada transformación empresarial dejaron clara la importancia del emprendimiento para salir adelante. La buena noticia es que Chile ha demostrado con creces que la innovación existe que somos capaces de crear soluciones concretas a problemas que viven las personas día a día. Lo que debería venir ahora es dar el espacio que merece a ese capital intangible, crear las condiciones para que florezca y consolidar la expansión del ecosistema emprendedor chileno del futuro.

 

Ángel Morales
Director Ejecutivo de UDD Ventures
Fuente: El Dínamo



 

 

 

 

 

Escrito por

Angel Morales

Ingeniero Comercial y Magíster en Innovación UC con experiencia en innovación social en Servicio País, Fundación América Solidaria y TECHO; experiencia en la Incubadora de Negocios INACAP y Transforme Consultores; trayectoria como Docente en U. Santo Tomás y U. Mayor, y Tutor MBA UDD. Actualmente Director Ejecutivo en UDD Ventures.

TÓPICOS:

startups

AUTORES