article img
Artículos

IKIGAI: el valor en lo cotidiano

Hoy decidí escribir una columna acerca de los libros que he leído y que me han cambiado para bien. Tal vez le llegue este mensaje a alguien en el momento adecuado.

Para el día de hoy este es mi IKIGAI, mi razón de estar vivo, aquello que me da mucha alegría y que me saca de la cama con una sonrisa, el motor de mi determinación que me permite partir con el 100% de ánimo positivo.
 
En el libro IKIGAI, la autora Yukari Mitsuhashi, hace un esfuerzo muy importante de acercar a la cultura occidental el concepto japonés IKIGAI.
 
IKIGAI está formado por los kanjis (o ideogramas) "iki" , vida diaria y "gai" valor. La razón por la cual este concepto es esquivo en Japón, es porque permea la cultura de una manera tan sutil que aunque es muy conocido no se enseña formalmente en ninguna parte. 
 
IKIGAI desmitificado
Si colocan IKIGAI en google va aparecer un diagrama de Venn con cuatro círculos intersectados y con la palabra IKIGAI en el medio. Cada uno de estos círculos hace alusión a un grupo de actividades:
  1. Lo que amas.
  2. Lo que necesita el mundo
  3. Por lo que te pueden pagar
  4. Aquello en que eres bueno. 
     
La intersección entre 1 y 2 es tu misión. La intersección entre 2 y 3 es tu vocación y la intersección entre 4 y 1 es tu profesión. En el centro está la palabra IKIGAI (tu razón de ser) y flanqueando están los cuatro estados de displacer existencial: falta de riqueza, incertidumbre, vacío e inutilidad. Esta es una interpretación occidental.
 
ikigai
 
El profesor Akihiro Hasegawa de la Universidad de Toyo Eiwa ha estudiado el concepto IKIGAI por muchos años. Él nos cuenta cómo el IKIGAI puede ser nuestro trabajo, pero también puede ser nuestro hobby, nuestros seres queridos, o nuestros amigos. Es simplemente, aquello que nos da tanta felicidad que nos motiva a levantarnos cada día. De acuerdo a la psiquiatra Mieko Kamiya, el IKIGAI es un tipo de felicidad que nos motiva a movernos hacia el futuro.
 
La relevancia del IKIGAI hoy
IKIGAI es un concepto que nos centra en el hoy, lo que aumenta nuestras defensas frente a la incertidumbre y nos llama a ocuparnos en vez de preocuparnos. Por otra parte, es un concepto que nos conecta con el mundo ya que nos llama a ser útiles y en particular a dar lo mejor de nosotros dándonos un propósito. Ahora cuando encontramos IKIGAI en nuestro trabajo pasan dos cosas: 1. nuestro desempeño aumenta 2. nuestro entusiasmo contagia a otras personas, con lo cual es muy probable que nuestro trabajo en equipo sea ejemplar y logremos mejores resultados como organización. 
 
Cómo encuentro mi IKIGAI
El IKIGAI va cambiando a lo largo de nuestra vida. No obstante aparece por primera vez entre los cuatro y siete años. Una actividad que nos llama la atención y curiosidad y que por sobre todo llena de felicidad nuestro corazón. Es algo específico y por lo mismo algo que nos llama a la acción. Piensen a qué jugaban a ser grandes cuando eran niños pequeños, o a que se dedicarían si no tuvieran que trabajar por dinero.
 
La oportunidad de nuestras vidas
Cuando logras identificar tu IKIGAI se abre una oportunidad enorme de empezar a cambiar una vida de subsistencia a una vida plena. Gracias (si gracias) a la pandemia muchos profesionales van a tener la necesidad de redefinir su trabajo. Yo lo hice a comienzos del 2019 y fundé OTECAT. Desde entonces no ha sido fácil pero definitivamente ha sido profundamente gratificante.
 

Escrito por

Jorge Sanz - Guerrero

Ingeniero Civil Mecánico, Magíster en Ciencias de la Ingeníeria, Master in Manufacturing Engineering. Fundador de OTECAT y mentor en UDD Ventures.

TÓPICOS:

Artículos

Otras publicaciones del autor